El día que Guanajuato tuvo su propio Banco y fabricó sus billetes

El día que Guanajuato tuvo su propio Banco y fabricó sus billetes

El Banco de Guanajuato se estableció el 25 de abril 1900 y comenzó sus operaciones el 3 de septiembre del mismo año hasta el 26 de junio de 1914

ESTADOS
  • CÉSAR MARES
  • 28/11/2021
  • 08:30 p.m. hrs
  • Escuchar

León, Guanajuato.- En la historia de la circulación de monedas y billetes en México, Guanajuato participó de manera activa pues por su cercanía a yacimientos mineros tuvo una casa donde se acuñaron monedas.

Los propietarios de la Casa Numismática y Coleccionismo El Ahuizote, en León, Víctor Hugo y Juan Martín Ordaz, comentaron que desde antes de la Revolución en Guanajuato se acuñaban "monedas de necesidad" y que hubo haciendas en varias partes del Estado donde tenían sus propias monedas y eran acuñadas con el nombre de la hacienda o de los propietarios de ésta.

Billete 1 peso del Banco de Guanajuato, precio alrededor de $1,500. (aparece la imagen de Aleteia, la diosa de la verdad)

También señalan que hay en circulación a la venta entre casas numismáticas monedas de la mina La Valenciana.

En el estado también circulan billetes de la época y al igual que las monedas el estado de conservación en que estén es una de las determinantes para ubicar el precio de la pieza.

Durante la guerra de Independencia se vio afectada la economía en el país, una causa fue que ante la presencia de partidas de insurgentes y bandoleros los caminos se volvieron peligrosos. El más apreciado botín era la plata que se transportaba en carretas o lomo de mulas desde las minas a la Casa de Moneda de México para que fuera acuñada. 

Billete 2 pesos del Banco de Guanajuato, precio alrededor de $1,500 (aparece Eudaimonia la felicidad personificada)

Muchos criollos (españoles nacidos en la Nueva España) o peninsulares (nacidos en España), decidieron enviar sus riquezas al exterior para evitar les fueran robadas, otros las atesoraban o escondían. Además, las minas fueron abandonadas o tomadas por las fuerzas beligerantes para evitar que el enemigo se pudiera aprovechar de su explotación y riqueza.

Esto poco a poco provocó gran escasez de dinero que dio paso a la emisión de "monedas de necesidad" que fueron emitidas por realistas e Insurgentes, se les llamó así porque se fabricaban para aliviar la necesidad que existía de moneda circulante.

Billete 5 pesos del Banco de Guanajuato, precio alrededor de $1,500 (aparece la imagen de Manuel Doblado)

Ante la dificultad para transportar el oro y la plata de las zonas mineras a la Casa de Moneda de México, autoridades realistas autorizaron establecer casas de moneda provisionales cerca de los yacimientos mineros y así se establecieron Cecas en Chihuahua, Durango, Guadalajara, Guanajuato, Nueva Vizcaya, Oaxaca, Real de Catorce, Sombrerete, Valladolid y Zacatecas.

Las Cecas son lugares donde se fabrica o emite moneda, también se conoce como casa de moneda o casa de la moneda. La palabra ceca proviene de la voz árabe sikka que significa moneda y troquel.

Billete 5 pesos del Banco de Guanajuato, precio alrededor de $1,500 

La Ceca es el sello que identifica el derecho de acuñación de la moneda de curso legal y va en la moneda, por ejemplo si la moneda es acuñada por el Banco de México tiene una "M" y se le denomina actualmente Ceca de México, en el caso de las monedas acuñadas en Guanajuato, éstas llevan una "G" y se llaman Ceca de Guanajuato.

En varias de estas casas de moneda se troquelaron "monedas de necesidad" en los tipos oficiales, aunque también se fabricaron piezas con diseños distintos a los de la Ceca de México. La mayoría de estas monedas fueron hechas de plata, con excepción de algunas piezas de oro que se acuñaron en Guadalajara.

Billete 10 pesos del Banco de Guanajuato, precio alrededor de $1,500 

Algunas casas provisionales se transformaron en casas foráneas, subsidiarias de la Ceca de México. Al crecer de nuevo la producción minera y la acuñación de moneda, principalmente para su exportación a los mercados de Oriente, se crearon nuevas casas foráneas, llegaron a funcionar en la República hasta 14 casas. Estas fueron las de Álamos, Culiacán, Chihuahua, Durango, Guadalupe y Calvo, Guanajuato, Guadalajara, Hermosillo, Estado de México (Tlalpan), Oaxaca, Real de Catorce, San Luis Potosí, Zacatecas y la Casa matriz de la Ciudad de México

Funcionaron generalmente como concesiones a particulares y acuñaron en los mismos tipos y denominaciones que la Casa de México y cada casa de moneda colocaba la inicial de su Ceca en las monedas y eso en algunas piezas las ha convertido en valiosos tesoros para coleccionistas.

Billete 10 pesos del Banco de Guanajuato, precio alrededor de $1,500

Inicio del Banco de Guanajuato

Buena parte de los estados que tuvieron bancos tiene estrecha relación con el sector minero, como fue el caso del Banco de Guanajuato que en su nacimiento permitió en diferentes dimensiones la movilización de capitales.

En la década de 1870 hubo proyectos que fracasaron por parte del Gobierno estatal para establecer un banco en Guanajuato y en la década de 1880 intentos de empresarios potosinos fracasaron en el mismo fin.

Billete 20 pesos del Banco de Guanajuato, precio alrededor de $1,500

En 1897, el Congreso de la Unión promulgó el 19 de marzo la Ley General sobre bancos de emisión y de otros géneros, que posibilitó la expansión de los bancos de emisión, circulación y descuento, que comprendían una casa matriz en los estados del país, con la facultad de establecer agencias y corresponsalías en varias plazas. 

Las agencias y sucursales de algunos bancos crecieron bastante que traspasaron la frontera política administrativa estatal, como el caso del Banco de Guanajuato.

El Banco de Guanajuato S.A. quedó formalmente constituido el 25 de abril de 1900 aunque inició sus operaciones hasta el 3 de septiembre de ese año. La sociedad fue autorizada para operar por 30 años a partir de la emisión de la ley de 1897.

El contrato fue firmado en la Secretaría de Despacho y de Hacienda y Crédito Público, con la Compañía Banquera Anglo Mexicana, S.A., Juan Brittingham, Antonio V. Hernández, Gerardo y Eduardo Meade. 

Moneda del Segundo Imperio $2,500 (Moneda de 1837 de 8 reales tiene en el anverso el gorro frigio, con la inscripción libertad, con resplandores, este gorro fue usado por los habitantes de Frigia, antigua región de Asia Menor, en el territorio de la actual Turquía. A este gorro los romanos le dieron un significado especial, ya que lo portaban los esclavos al ser dejados en libertad. Durante la Revolución Francesa este gorro fue adoptado como símbolo de libertad y como tal se reconoció en todo el mundo)

 

El Banco inició con 5 mil acciones y el primero Consejo de Administración del Banco de Guanajuato fue integrado por  Ramón AlcázarEnrique Creel, Agustín González, Carlos Chico y Dwight Furness.

Enrique C. Creel, banquero, minero y propietario chihuahuense participaba a título personal y como apoderado de la Compañía Banquera Anglo Mexicana.

Moneda 10 centavos de 1899 $120 (izq)

Moneda 1/8 de real 1829 $1,500 (der)


Ramón Alcázar, comerciante, se centró en el mercado de acciones mineras en los estados de Guanajuato, Tamaulipas y Zacatecas, participando en la importante Compañía Guanajuatense Zacatecana, que controlaba las casas de moneda de Guanajuato y Zacatecas a fines del siglo XIX.

Carlos Chico perteneció a una familia que sobresalió en el sector minero y político. Carlos fue abogado y accionista minero.

Dwight Furness llegó a Guanajuato en 1887 para encargarse de los intereses que tenía en la Santana Mining Company de St. Louis, Missouri, en la Negociación Minera La Esperanza. Fue accionista en empresas mineras de Guanajuato, Jalisco y Nayarit; accionista y presidente de The Huautla Santa Ana Mining Company; intermediario de compañías mineras de Guanajuato y refinadoras de la Ciudad de México, fue concesionario para construir un ferrocarril entre Guanajuato, Marfil y Salamanca. Además de sus actividades en diversas actividades económicas, fue cónsul de Estados Unidos en Guanajuato en los primeros años del siglo XX.

El capital inicial del Banco fue de 500 mil pesos, divididos en 5 mil acciones de 100 pesos cada una, exhibido e íntegramente suscrito de conformidad con la ley de instituciones de crédito; con 50 por ciento del valor nominal de las acciones, suscrito en esa forma. Para el fondo se reservó 10 por ciento de las utilidades netas hasta llegar a la tercera parte del importe del capital social. Las acciones no podían ser al portador hasta que fueran totalmente pagadas.

Moneda de San Miguel el Grande (Allende) de 1813 $7,000 (izq)

Moneda de San Miguel de Allende $1,300 (der)

Trayectoria del Banco de Guanajuato

Un año después de iniciar operaciones, el banco tuvo una expansión de sus operaciones en una área de transacciones favorecedora, a pesar de que "la capital del Estado se encuentra en malísimas condiciones por la paralización general del trabajo en la mayor parte de sus haciendas de beneficio, en cambio en todo el Estado, que es sumamente rico en agricultura, y que ha obtenido muy buenos resultados respecto a sus cosechas en 1901, se encuentra en condiciones muy lisonjeras para fomentar el progreso del Banco". A simple vista y por los informes de esa época, el sector fundamental para la evolución positiva de la banca era la agricultura y no la minería, considerada el eje de la economía guanajuatense. 

Pero a pesar de lo anterior, las expectativas de mejoramiento y crecimiento del Banco de Guanajuato se fundamentaban en la minería, pues gran parte de los accionistas tenían intereses en dicha actividad; también fue significativo el momento de la fundación del banco con la racha del capital extranjero que llegó a invertir en tierra guanajuatense con el fin de reactivar la producción minera a través de la renovación y aplicación tecnológica en el procesamiento de los minerales.

Moneda JHS de Silao entre $800 a $1,000 (izq) (atribuida a una congregación religiosa)

Moneda de Silao apellido Pesquera $1,200 (der)


El Banco de Guanajuato amplió periódicamente su capital con el fin de expandir el sistema bancario y establecer sucursales. De esa manera, en 1903, 1904 y en 1905 reformó sus estatutos y planteó cambios en la composición del capital y sus accionistas, enfrentando el riesgo evidente de la inflación y de cumplimiento de las reglas básicas de su funcionamiento.

Moneda de San Felipe $1,500 (izq)

Moneda de Jalpa de Cánovas $2,000 (der)

 

Amplía operaciones

Desde los primeros años de su funcionamiento las operaciones también se ampliaron, por ejemplo, las de préstamos y descuentos que se realizaron en el segundo semestre de 1902, se aplicaron –en orden de importancia– en Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Querétaro y San Luis Potosí, con un monto total de 573 mil 943.10 pesos. Esa estrecha relación con los dos primeros estados permitió establecer una sucursal en cada uno mostrando su esquema espacial de operaciones. 

Moneda de Dolores Hidalgo $1,500 (izq) (se adjudica que la acuñó Miguel Hidalgo)

Moneda de Chamacuero (Comonfort) $1,200 (der)


El Banco de Guanajuato tuvo sucursales en Guadalajara, Jalisco; en Zamora, Michoacán; y en Irapuato, Guanajuato; a través del depósito de 20 mil pesos en bonos de la Deuda Pública a la Tesorería General de la Federación. Es decir, inició una política expansiva en el centro y occidente de México

Moneda de Celaya de 1808 $800 (izq)

Moneda de Victoria de Cortazar $1,200 (der)

 

Delito en el Banco de Guanajuato

El 5 de diciembre de 1913, el director del banco José Bustamante fue enviado a prisión, acusado de no destruir los billetes que habían sido retirados de la circulación, sino de ponerlos de nuevo en circulación y de ocultar el libro que registraba las incineraciones.

Moneda apellido Castañeda de $1,000 a $2,500 (izq)

Moneda apellido Llerena $2,000 (der)


El 26 de junio de 1914 el banco cerró sus oficinas en Guanajuato. Varios de los principales empleados ya se habían ido a la Ciudad de México.

El banco no entregó ningún documento a la Comisión Reguladora e Inspectora de Instituciones de Crédito de Venustiano Carranza, por lo que el 8 de diciembre de 1915 fue visitado por el inspector Rafael Torres. El banco afirmó que, dado que recién se habían restablecido las comunicaciones entre Guanajuato y Guadalajara y Zamora, no contaba con la información relevante y solicitó una demora. Sin embargo, la Comisión decidió que, por no haber cumplido dentro del plazo prescrito, su concesión se perdió.

Moneda mina La Valenciana $800 (izq)

Moneda tienda La Campana (de la capital del Estado) $3,000 (der)

El Banco de Guanajuato fue finalmente liquidado en 1921.