ESTADOS

David Huerta, premio FIL 2019, dona 500 libros a la UG

El escritor, quien fue recientemente galardonado con el prestigioso premio de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, hizo entrega de los ejemplares a la Universidad de Guanajuato

  • MANOLO GARCÍA
  • 09/09/2019
  • 15:10 hrs
  • Escuchar
David Huerta, premio FIL 2019, dona 500 libros a la UG
REGOCIJO. El poeta y traductor mexicano, David Huerta, donó varios libros de su biblioteca personal a la Universidad de Guanajuato.

El escritor David Huerta, que se alzó con el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances este año, se ha mostrado generoso con la donación de 500 libros de su biblioteca personal a la Universidad de Guanajuato (UG).

Apenas la semana pasada los directivos de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara comunicaron el galardón al poeta y  tres días después,  el nacido en México en 1949, se aparecía en Cuévano, la tierra imaginaria de Jorge Ibargüengoitia para hacer el regalo.

La donación de 500 ejemplares de la biblioteca personal del autor consta de diversos títulos escritos en tres idiomas (inglés, francés y español) de escritores de diversas épocas y latitudes. Dicha colección, que incluye poesía, ensayo y novela, se resguardará en la sede Valenciana en la Biblioteca Luis Rius de la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la UG.

La presencia de Huerta en Guanajuato se dio durante el XIV Coloquio Nacional Efraín Huerta de Estudiantes de Lengua y Literatura.

Dotado con 150 mil dólares estadounidenses, el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2019 es uno de los más prestigiados del continente y fue otorgado al también traductor y ensayista por un jurado internacional compuesto por Miguel Casado, Luz Elena Gutiérrez de Velasco, Aurelio Major, Anna Caballé Masforroll, Amelia Gamoneda y Anne-Marie Métailié.

De acuerdo con información difundida por la FIL, el jurado destacó en Huerta:

"Su dominio y asimilación de las más diversas tradiciones de la modernidad y las vanguardias literarias latinoamericanas y otras lenguas, como la francesa y la estadounidense, sin excluir en periodos más recientes la relectura de la poesía medieval, renacentista y barroca españolas; aunado todo ello y como parte fundamental de su obra sus incursiones en la traducción, lo convierten en una ejemplar anomalía que ha problematizado todo discurso poético".

Hijo del poeta y periodista silaoense Efraín Huerta, creador de los "poemínimos", David Huerta es autor de una vasta y puntual obra que resulta fundamental para entender el devenir de la poesía mexicana e hispanoamericana. Entre sus títulos se encuentran: Incurable (Ediciones Era, 1987), El jardín de la luz (UNAM, 1972), y El ovillo y la brisa.

Poseedor de una erudición particular, el poeta estudió filosofía, letras inglesas y españolas en la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha impartido cursos en la Fundación Octavio Paz y la Fundación para las Letras Mexicanas.

Es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte  y en su carrera se cuentan diversos premios, entre ellos el  Premio de Poesía Carlos Pellicer en  1990 por Historia; Premio Xavier Villaurrutia en  2005 por Versión, así como el   Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015.

En 2018 la Feria Internacional de la Lectura de Yucatán le concedió el Premio Excelencia en las Letras José Emilio Pacheco.

"Su maestría, sumada a una indeclinable vocación cívica, se ha impuesto como un modelo para las siguientes promociones literarias, sobre todo a partir de la publicación de Incurable en 1987, que se constituyó casi de inmediato en un punto de inflexión necesario y ya convertido en cauce por el que han discurrido los más diversos caudales. Nunca conforme con sus hallazgos, ha continuado explorando otros lenguajes, otras formas únicas en sucesivos poemarios, como El ovillo y la brisa, que confirma los criterios que han fundamentado el veredicto del jurado", indica el acta resolutiva del Premio FIL.

Huerta ha traducido también poemas y libros de John Ashbery, Hilda Doolittle, Robert Lowell, Sir Walter Raleigh, Samuel Daniel, Emily Dickinson, Wallace Stevens, Victor Serge, Bernard Nöel, Joachim du Bellay, Paul Éluard, Jean-Paul de Dadelsen y Torquato Tasso, entre otros.

El Premio FIL reconoce una vida de entrega a la literatura. Este año se recibieron 107 propuestas, de 14 países, en las cuales estuvieron representados 76 escritores y seis idiomas: catalán, español, francés, italiano, portugués y gallego.

En otras ediciones, dicho reconocimiento lo han obtenido Fernando del Paso, António Lobo Antunes, Margo Glantz, Yves Bonnefoy, Claudio Magris, Norman Manea e Ida Vitale. La entrega del galardón será el próximo 30 de noviembre durante la inauguración de la  Feria Internacional del Libro de Guadalajara, que tiene a India como país invitado de honor.

MG