ESTADOS

Cuando mataron a mi hijo me sentí desprotegida: mamá del gerente del Barra 1604

Agradece la mamá de Mario Alberto Hernández Cárdenas los apoyos morales y económicos recibidos "por el Gobernador, el maestro Rochín y otras personas"

  • REDACCIÓN
  • 11/10/2021
  • 17:12 hrs
  • Escuchar
Cuando mataron a mi hijo me sentí desprotegida: mamá del gerente del Barra 1604
"Mi hijo era mi sostén", señaló María Esmeralda Cárdenas Magallón, madre de Mario Alberto Hernández Cárdenas, gerente del restaurante Barra 1604 de Salamanca asesinado el 19 de septiembre, tras estallar un paquete explosivo (Foto: Captura de pantalla)

Salamanca.- "Cuando mataron  mi hijo me sentí desprotegida, sin saber qué hacer, él era mí sostén, pero gracias al Gobernador y al maestro Rochín que me han dado apoyo para salir adelante", expresó la señora María Esmeralda Cárdenas Magallón, madre de Mario Alberto Hernández Cárdenas, gerente del restaurante Barra 1604, quien falleció el domingo 19 de septiembre luego de que una bomba envuelta en caja de regalo, enviada a través de un servicio de moto envíos, detonara afuera del lugar.

En entrevista, María Esmeralda catalogó como "un suceso tan trágico para mí y para mi familia, mi nieto, mi hija y mi yerno, el atentado en el restaurante donde mi hijo era el gerente".

"Mi hijo era la cabeza de mi familia y en momentos cuando más necesitaba recibí el apoyo del Gobernador, del maestro Rochín y de otras personas que me han ayudado moral y económicamente para seguir adelante, con quienes sólo tengo mi agradecimiento".

"Nada ni nadie me va a devolver a mi hijo y el apoyo económico que me daba lo estoy recibiendo de otras personas, pues no somos de recursos millonarios, ojalá y no me dejen de apoyar", agregó María Esmeralda.

LOS HECHOS

Cabe recordar que, aquel 19 de septiembre en el restaurante ubicado en la avenida Faja de Oro de Salamanca, junto con Mario Alberto Hernández Cárdenas perdió la vida Mauricio Salvador Romero Morales, mejor conocido como Chilis, socio del establecimiento y empresario en el ramo restaurantero y de banquetes desde hace casi 30 años.

Ese día, un servicio de moto envíos llegó hasta el restaurante con un paquete decorado para regalo, mismo que al ser abierto detonó un artefacto explosivo que terminó con la vida de Mario y Mauricio e hirió de gravedad a otras cinco personas, incluyendo a un hombre y una mujer que entregaron el paquete como parte de sus servicios.

El jueves 23 de septiembre fue detenido Eduardo Ramírez Flores, el presunto autor del atentado y al día siguiente inicio la audiencia de imputación, en la que la Fiscalía General del Estado (FGE) solicitó a un juez, que Eduardo y su esposa Georgina fueran vinculados a proceso por el asesinato de uno de los dueños del restaurante Barra 1604; Mauricio Salvador Romero Morales, y del gerente, Mario Alberto Hernández Cárdenas.

Y el martes 28 de septiembre, en acto procesal realizado de manera privada, Georgina y Eduardo fueron vinculados a proceso penal por los delitos de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa.

JP