ESTADOS

Comparte Servín su arte y ayuda a crear empresas

Javier Servín hizo crecer su empresa y ayudó a otros a abrir negocios de cerámica en su comunidad de La Purísima, de Tarandacuao; quiere dejar un legado

  • JONATHAN JUÁREZ
  • 21/01/2022
  • 21:55 hrs
  • Escuchar
Comparte Servín su arte y ayuda a crear empresas
De una plática que Javier Servín tuvo con sus trabajadores nacieron las empresas Cerámica Casher, Checuan y TerraFuego. (Foto: Cortesía)

Tarandacuao.- La historia de Javier Servín, el artista de Tarandacuao reconocido por su fabricación de piezas de cerámica, también abarca la forma en la involucró a su comunidad para compartir los conocimientos y técnicas para realizar las artesanías que se venden en varios países del mundo.

A nivel nacional ahora son más de 20 talleres, dirigidos por personas que aprendieron las técnicas con Javier Servín. (Foto: Cortesía)

No se conformó con hacer crecer su empresa, también ayudó a otros a crecer en La Purísima, una comunidad de cerda de 600 habitantes, donde se encuentra instalado.

Ha señalado que su misión es dejar como legado para que la región sea reconocida como una ciudad de artesanos guanajuatenses y que esta tradición pase de generación en generación.

"Te cuento que somos cuatro talleres. El cómo surgieron esos talleres es muy importante: me di cuenta hace mucho tiempo que yo podía seguir siendo el taller principal e ir contratando personal para ir creciendo.

"Cuando tenía 25 personas trabajando les di una plática y les dije que se juntaran para ayudarlos a formar un taller con equipos de 5 personas. De esos cinco equipos, sólo tres permearon: Cerámica Casher, Checuan y TerraFuego", comentó Javier Servín.

Con ello, Javier Servín se convirtió en mentor de empresarios de la comunidad de La Purísima.

NACIMOS DESPUÉS DE TRABAJAR CON SERVÍN

Martha Hernández y su esposo son propietarios de la marca Cerámica Casher, llamada así por los apellidos Castro y Hernández.

Se trata de una empresa familiar fundada hace 20 años también en el municipio de Tarandacuao. Luego de trabajar para Servín, se formaron.

"Este taller nació a partir de que nosotros trabajamos para la empresa Servín y fue por apoyo de él (Javier Servín) porque nos decía que quisiera que la comunidad de Purísima fuera reconocida por la cerámica.

"Y nos preguntó que quién quería poner un taller. Finalmente, mi esposo y yo decidimos sí independizarnos", expresó Martha Hernández.

Muchas familias se han beneficiado por las enseñanzas compartidas por Javier Servín. (Foto: Especial)

Pero no es el único negocio emprendido de lo hecho por Javier Servín. A nivel nacional ahora son más de 20 talleres, dirigidos por personas que aprendieron las técnicas con Servín.

Actualmente, en este taller ubicado en La Purísima se producen más de 200 modelos diferentes en cerámica de alta temperatura y con procesos originales. Muchas familias han sido beneficiadas con la sabiduría que el artista comparte.

JP