ESTADOS

Aventuras del 14 de febrero: infidelidades, amor y desilusión

Desde encontrarle mensajes comprometedores a tu pareja, hasta desilusionarte porque te terminaron días antes de San Valentín, pagar 350 pesos por un beso en una kermés, o que tu crush te ignore. Así son las experiencias de los jóvenes de León, ¿Tienes una aventura que contar?

  • IVONNE ORTIZ
  • 14/02/2020
  • 11:35 hrs
  • Escuchar
Aventuras del 14 de febrero: infidelidades, amor y desilusión
Los comercianes del centro de León aprovechan la fecha y venden días antes del 14 de febrero

Celebrar el Día del Amor y la Amistad no siempre trae recuerdos "bonitos", para algunos fue una fecha que no olvidarán por alguna infidelidad o desilusión, pero otros recordarán el 14 de febrero como el mejor día de su vida.

Como Diego, un chico que platicó que uno de sus compañeros pagó hasta 350 pesos por el beso la adolescente más bonita de su preparatoria. Se le llamaba "Subasta de besos" y consistía en reunir a las mujeres más populares al centro del patio, para que los hombres lanzaran su mejor oferta a cambio de un beso de ellas. Pero se aventuraban a saber si lo recibirían en la boca o en la mejilla, esa decisión la tomaba la chica. El niño que pagó 350 pesos tuvo suerte, pues la adolescente decidió marcarle un beso en los labios. Tal vez fue su mejor regalo de San Valentín.

Hay historias que no son muy dulces, y que son similares a morder un chocolate amargo. Karla se llevó una sorpresa el 14 de febrero. Ese día no vio a su novio, pero su amiga se lo encontró con un ramo de flores y un par de globos, creyó que eran para Karla. Al preguntarle sobre este detalle ella le confesó que ni siquiera se citaron. Entonces se enteró que su novio se vio con otra chica, y así se rompió una relación de dos jóvenes de 18 años.

Las citas con velas encendidas son comunes para esta fecha, pero Rosy no alcanzó a llegar a su noche romántica. El día que su crush la invitó a tomar una cerveza a ella le dio diarrea, y sus idas al baño duraban más que el tiempo que estaba afuera. Se perdió una velada gracias a su estómago.  

Algunos deciden declarar su amor el día de SanValentín, aunque parezca riesgoso como caminar sobre una cuerda delgada, muchos se avientan. Así le sucedió a la amiga de Omar, que le pidió ayuda para declararle su amor a su pretendiente. Omar lo recuerda bien, se vistieron de mimos, fueron al centro y sujetaron una manta grande que decía: ¿quieres ser mi novio?. La chica estaba nerviosa esperando a su amor, pero él llegó borracho junto con sus amigos y le dijo que no aceptaba. Tiró la manta y no solo rompió los detalles, también su corazón. Omar abrazó a su amiga que lloraba y se arrepentía. Se fueron a una boda a celebrar que el amor sí existe, cerraron la noche con baile y unas copas.

Arleth pasó otra aventura. El 14 de febrero después de entregarse los regalos, ella y su novio jugaban, todo era broma hasta que Arleth tomó el celular de su chico, motivo que lo puso nervioso y le borró la sonrisa. Arleth lo revisó y se enteró que se mensajeaba con su exnovia, los detalles no los dio, pero fue un motivo suficiente para terminarlo. Él se excusaba y trataba de dar explicaciones, le pidió leer los mensajes anteriores para entender, pero resultó peor, se decepcionaba más. Ese San Valentín fue triste.

Su amiga Fátima también sufrió una desilusión, justo unos días antes del 14 de febrero. Su novio la terminó y se fue con otra chica. No sabe si fue para evitar el gasto de los regalos o en realidad lo sentía. Fátima gastó sus ahorros para el detalle de San Valentín, pero fue en vano.  

Las aventuras del 14 de febrero resultan divertidas, y a veces tristes. ¿Cuál será tu historia de hoy?