ESTADOS

Así andaban los asesinos de la bomba muy tranquilos en Cortazar antes de captura

Los investigadores los ubican en Cortazar a través de cámaras

  • REDACCIÓN
  • 24/09/2021
  • 14:07 hrs
  • Escuchar
Así andaban los asesinos de la bomba muy tranquilos en Cortazar antes de captura
Los autores intelectuales fueron captados por las cámaras en Cortazar.

Guanajuato, Gto.-

La imagen es muy clara. Los autores intelectuales de la bomba del restaurante Barra 1604 andaban muy tranquilos en Cortazar, antes de ser detenidos, según se aprecia en una fotografía compartida por la Fiscalía General del Estado de Guanajuato.

En la foto tomada por las cámaras de vigilancia aparece la pareja de esposos, Eduardo y Georgina, caminando por la ciudad, muy precavidos, con cubrebocas.

Ella viste de banco, con un cubrebocas de color guinda. Él lleva un pantalón de mezclilla, una gorra y un cubrebocas negro.

Los policías lograron captarlos desde las cámaras públicas instaladas en Cortazar, mientras planeaban el operativo para capturarlos, y mientras pedían la orden de aprehensión a un juez. Eduardo y Georgina vivían en Cortazar. Y planearon todo el atentado en Salamanca, lo llevaron a cabo, y después regresaron a su municipios, como si nada hubiera pasado.

Ellos trataron de hacer su vida normal en Cortazar, como si no supieran nada del ataque con una bomba en el restaurante Barra 1604. Ellos tienen varios negocios en Cortazar y su intención era hacer negocios con Mauricio Romero, pero la sociedad terminó mal.

Los autores intelectuales fabricaron la comba casera en Cortazar y la trasladaron en una camioneta hasta Salamanca, ubicado a 20 minutos de distancias. Una vez que llegaron a Salamanca contactaron a una agencia de moto-mensajeros para enviar el regalo al restaurante de Mauricio Romero.

El plan de los asesinos salió perfecto el día de los hechos. Ellos lograron regresar a su casa sin complicaciones y trataron de hacer una vida normal. Lo que no sabían es que habían cometido un grave error: la primera llamada para contratar a los mensajeros la hicieron desde un teléfono propio y dejaron un rastro muy claro. Los investigadores de la Fiscalía General del Estado hicieron el rastreo de llamadas y lograron ubicar que el número era de Cortazar. Eduardo y Georgina serían descubiertos en cuestión de horas.