ESTADOS

Alejandro no fue de vacaciones y se salva de la explosión de la pipa

Perdió a su esposa, a su hijo y a familia política; aún permanece en Nayarit a la espera de los restos para su traslado y sepultura en Guanajuato

  • REDACCIÓN
  • 19/11/2020
  • 10:48 hrs
  • Escuchar
Alejandro no fue de vacaciones y se salva de la explosión de la pipa
Alejandro Fierros declaró al portal nayarita Entérate que aún desconoce el total de familiares que podrían haber perdido la vida en la explosión de la pipa ocurrida en Nayarit. (Foto. Especial).

El trabajo le impidió acompañar a su esposa y a su bebé al viaje que anualmente realizaba la familia de ella a Puerto Vallarta

Las tres partieron en caravana cerca de las cinco de la mañana del municipio de Silao, Guanajuato y casi cuatro horas después, entre las 8 y las 9 de la mañana ocurrió el fatal accidente: un camión cisterna que transportaba gas explotó ocasionando la muerte de 14 personas en la autopista Tepic-Guadalajara. Entre ellos su familia nuclear y parte de su política. 

"Mi esposa iba conduciendo, mi cuñada de copiloto y mi hijo en la parte de atrás (...) yo por cuestiones laborales no puedo hacer esos viajes", relató Alejandro Fierros, originario de Silao, Guanajuato, ayer al portal nayarita Entérate.

La noticia la recibió cuando iba al centro de Silao el lunes temprano. Su madre lo llamó pero no le dijo de la magnitud de la tragedia. Al llegar a su casa se dio cuenta de la gravedad y de inmediato salió a Nayarit

No lo dejaron acercarse al lugar de los hechos y los peritos que ya investigaban el accidente lo desviaron a Ixtlán del Río. En este lugar recibió en soledad la noticia. 

Bastó con que dijera el modelo del automóvil, Chevrolet Cruze color vino, para que las autoridades le confirmaran los decesos. Aún no conoce con precisión cuánta familia política viajaba en los otros autos afectados. Lo que sí sabe es que en el que viajaba su bebé, Diego y su esposa, Verónica, así como su cuñada, Jessica, iba hasta atrás del convoy familiar.  

"En cuanto mencioné en qué vehículo venía me dijeron que era de los principales (afectados) que estuvo ahí en la explosión", comentó Alejandro quien ahora permanece en Tepic en espera que los restos de sus familiares le sean entregados.

Desde Tepic, en donde ayer fue entrevistado, dijo que el gobierno del estado de Guanajuato y el de Nayarit, así como las instancia involucradas en la investigación del accidente le han brindado apoyo incondicional "y muy humano", sin embargo, desea pronto poder regresar a Silao junto a su familia. 

"Aunque he tenido un apoyo incondicional lo que yo quiero es ya estar en casa y tenerlos conmigo", declaró Alejandro visiblemente consternado.