ESTADOS

Al escuchar los balazos, maestras piden a los niños “jugar a esconderse”

Las educadoras y personal de cuidado acostaron a los menores en el suelo y los protegieron con su propio cuerpo para evitar que recibieran una bala perdida

  • FRANCISCO HERNÁNDEZ
  • 31/08/2021
  • 17:53 hrs
  • Escuchar
Al escuchar los balazos, maestras piden a los niños “jugar a esconderse”
Había cerca de 150 niños en el interior de la estancia. (Foto: La Silla Rota)

Celaya.- Educadoras y personal al cuidado de los niños en la estancia infantil del ISSSTE en la colonia San Juanico, pidieron tranquilamente y a manera de juego a los niños bajo su responsabilidad que se acostaran en el suelo, mientras que a los bebés los colocaron también en el piso y los cubrieron con su propio cuerpo para evitar el alcance de una bala perdida durante el ataque de este lunes donde fue ejecutada una persona a pocos metros del lugar.

De acuerdo al testimonio de una de las personas que trabaja en este sitio y que prefirió no se mencione su nombre, durante el ataque hacia el “viene viene” cerca de las 11:45 de la mañana, había cerca de 150 niños en el interior de la instancia que está a aproximadamente 50 metros de la zona del ataque, y de inmediato implementaron el protocolo de protección a los niños ante la existencia de una balacera en la zona.

“Fue terrible, los disparos se escucharon clarísimo y bastante fuerte, hasta pensamos que estaban en la entrada de la estancia y que entrarían por alguno de los niños o alguien de nosotros. Varios nos quedamos unos instantes en shock, pero en eso la coordinadora pasó sala por sala para pedirnos tranquilamente que protegiéramos a los niños.”

“Lo que hicimos fue decirle a los pequeñines que íbamos a hacer un juego y este consistía en acostarnos en el piso boca abajo, así lo hicieron todos. Los niños no se espantaron pero sí se pusieron un poco serios. Los bebés que están en cunas las bajamos al piso y ahí algunos compañeros y compañeras los protegieron con sus cuerpos ante la posibilidad de una bala perdida. ¡Fue horrible tratar de mantener la calma para que los niños no se espantaran mientras afuera habían disparado!”, mencionó la persona que trabaja en el lugar.

Después de algunos minutos de tensa calma, otra de las personas salió a ver cómo estaban las cosas y regresó para avisarles a sus compañeros que ya todo había pasado.

“Nos dijeron algunas personas que vieron todo que fue un muchacho joven el que llegó y le disparó en varias ocasiones al señor. No era el ‘viene viene’ porque al que ayuda a acomodar los carros lo conocemos y al que ejecutaron no lo conocíamos”, mencionó.

PR