ESTADOS

A la mamá del "Piojo" Herrera nunca le va bien en el Estadio León

Deberá el entrenador de Tigres la noche de este sábado dejar atrás posturas que den motivos de molestia,como en varias ocasiones, a la afición leonesa

  • JUAN PANTOJA
  • 04/12/2021
  • 10:38 hrs
  • Escuchar
A la mamá del Piojo Herrera nunca le va bien en el Estadio León
Miguel "El Pijo" Herrera deberá esta noche en el Estadio León evitar gestos que puedan llevar a una confrontación entre los aficionados de Tigres y León. (Foto: Soy Fiera)

León.- El temperamento del ahora director técnico del equipo Tigres, Miguel Herrera, no le ha ayudado en nada durante sus visitas que ha realizado al Estadio León como jugador o dirigiendo a diversos equipos del futbol mexicano, por lo que esta noche será un factor que deberá cuidar para evitar encender los ánimos de los aficionados esmeraldas, mayormente que esta noche su equipo Tigres llega con una ventaja den el marcador por el juego de Ida en la Sultana del Norte por 2-1 que el León buscará remontar en esta Semifinal del Torneo de Clausura 2021.

Lo cierto que Miguel "El Piojo" Herrera no es nada popular en León por sus comportamientos tenidos en el Nou Camp, ya sea como jugador o como entrenador, mismos que le han valido por parte de la afición leonesa agresiones verbales, en las que la madre de "El Piojo" nada tiene que ver.

Y es que, en un partido de futbol se ven involucrados los jugadores que son los protagonistas, los entrenadores que dan las órdenes a sus jugadores durante el juego y los aficionados que con sus gritos de apoyo animan para que el equipo de su predilección logre el mejor desempeño en busca del triunfo.

También hay que tomar en cuenta que, aunque los jugadores actúan de una manera profesional dentro de la cancha, el ir arriba o abajo en el marcador los hace actuar de manera diferente, cuando se va ganando los hacer ser cautelosos y en caso contrario se ven presionados, por lo que en ocasiones "pierden la cabeza" y cometen faltas en perjuicio principalmente de su equipo.

Pero el principal factor de lo que los jugadores e incluso la afición se comporten en el triunfo y en la derrota lo llevan a cuestas los directores técnicos, y en esta ocasión "El Piojo" Herrera, quien ha sido señalado en muchas ocasiones por los medios y los aficionados por su falta de autocrítica, ya que ha culpado en numerosas ocasiones a los árbitros tras sus derrotas, que incluso ha tenido enfrentamientos con algún comentarista o aficionado, deberá ahora tomar esta noche en el Estadio León una postura de madurez que demuestre los 53 años de vida que está por cumplir o la experiencia que ha logrado del 2002 a la fecha como entrenador.


Ojalá y no traiga Miguel Herrera en su mente la "espina clavada" de cuando hizo su debut como entrenador el 17 de febrero de 2002, cuando el equipo León lo "bautizó" con el 2-1 que ganó al Atlante.

Ojalá y que no repita lo que hizo en la temporada 93-94 cuando era jugador del Atlante y después de aquel juego que perdió ante el León por 2-1, agredió a un aficionado, acción que le costó un arresto y una multa al Club León por la trifulca que ese día se escenificó entre los aficionados de ambos equipos.

Ojalá y tampoco repita lo que hizo el 27 de julio de 2019, cuando dirigía al América y discutió con el árbitro Jorge Antonio Pérez Durán una jugada que era por demás absurda, lo que propició el coro histórico de una "mentada de madre" de los aficionados que llenaron ese día el estadio, y donde, por cierto, el resultado fue de un empate sin goles.

Y un último ojalá, que "El Piojo" tome en cuenta que, si bien el juego de esta noche es trascendental para ambos equipos, recuerde que tiene enfrente a las dos mejores aficiones de México en la tribuna y trate de dejar atrás posturas caprichosas o gestos que acostumbra, ya que también formarán parte del juego, para que al final todo mundo reconozca y diga sobre esta competencia deportiva: "Ganó el mejor".

JP