ESTADOS

Así saquearon el Estadio León: La historia completa

Entre Roberto Zermeño y Ahumada hicieron el plan para quedarse con los terrenos y el estadio del pueblo. Los ex presidentes de León perdieron todos los juicios

  • REDACCIÓN
  • 26/04/2021
  • 13:22 hrs
  • Escuchar
Así saquearon el Estadio León: La historia completa
Así saquearon el Estadio León: La historia completa

León, Gto.-  Primero vendieron el terreno de 10 mil metros cuadrados en donde fue construido el Hotel Stadium y nadie dijo nada. Fue un ensayo del saqueo. Después se adueñaron de todo el estadio León a la vista de todos. 

Entre Carlos Ahumada (que estuvo en la cárcel) y Roberto Zermeño (que también estuvo en prisión), saquearon el patrimonio de los leoneses.

Los juicios fuertes se perdieron cuando Ricardo Sheffield Padilla y Bárbara Botello Santibáñez eran los presidentes municipales de León. Sus abogados hicieron una defensa débil y perdieron todos los juicios contra Roberto Zermeño Vargas.

Tanto Ricardo Sheffield, como Bárbara Botello, se acusaron mutuamente de "dejarse ganar" el juicio y recibir moches para perder el estadio.

"Me parece que hay una actitud dolosa de la administración 2012-2015 en donde se dejaron ganar. Y al dejarse ganar yo me pregunto si no fue por algún moche. O cuál fue el motivo por el que se dejaron ganar porque en mi opinión se dejaron ganar", dijo Ricardo Sheffield en noviembre del 2019, a propósito del gobierno de Bárbara Botello.

Al día siguiente, Bárbara Botello le contestó de la siguiente manera:

"Que no se equivoque Ricardo Sheffield y que no quiera engañar a los leoneses. La opinión pública conoce la verdad en la pérdida del estadio. Y si hubo moches sería en su administración con el estadio, las gasolineras, la venta de áreas de donación y en permisos para casinos", dijo Bárbara Botello en un tuit.

El estadio León se perdió por el abuso de Roberto Zermeño y Carlos Ahumada, y por la defensa fallida de los ex alcaldes de León.

Toda la historia comenzó en 1945, cuando fue fundado el Club Social y Deportivo León A.C., ante la fe del notario público, Luis Ayala Álvarez. Pero la historia del Estadio León arrancó en 1961 cuando inició la construcción del inmueble. 

Durante años, no hubo ningún problema con el Club León, ni con el estadio, hasta 1989, cuando empezaron los conflictos legales.

A continuación, presentamos la historia completa del saqueo del estadio de León y sus terrenos aledaños, paso a paso, año por año, a partir de los documentos oficiales y de los informes oficiales de las autoridades.

1961-1962: La construcción del Estadio León.

El Club Social y Deportivo León compró de la administración estatal encabezada por el priísta Juan José Torres Landa el predio donde sería construido el Nou Camp. El Estado dio los recursos necesarios para la compra de ese mismo terreno, así como para la edificación. Sin embargo, al no contar con los recursos suficientes para concretar la construcción, comenzó la venta de espacios de palcos y plateas. 

1986: El primer descenso y problemas económicos. 

Durante 20 años, el equipo León operó con buenas y malas temporadas, pero enfrentó una de sus peores derrotas en 1986. Tras 43 años de permanencia en el máximo circuito y luego de no resultar victorioso en un largo tiempo, el Club León cayó a Segunda División.

1989: La formación de una Sociedad Anónima.

En este año fue crucial para entender el caso.

En el mes de enero Rolando Gómez Vargas tomó la presidencia del equipo y durante su administración se crea una Sociedad Anónima en donde se llevaría la operación del equipo como franquicia. Es así como la Asociación Civil Club Social y Deportivo León se quedó a cargo del estadio.

Nueve meses después, en noviembre Gómez Vargas renunció a la presidencia. Y en poco tiempo el equipo fue vendido a un grupo de empresarios de San Francisco del Rincón; Eliseo, Ramón, Rubén Márquez López y Carlos Velázquez Villalpando, quienes invitaron a Roberto Zermeño a formar parte de la organización.

1990: El ascenso a Primera División. 

La afición leonesa presenció el regreso del equipo a la Primera División. Bastó poco tiempo para que Roberto Zermeño comprara su parte de la Sociedad Anónima al resto de los socios por la cantidad de 6 mil millones de pesos.

1991: Roberto Zermeño, se vuelve presidente del equipo. 

El empresario leonés tomó la presidencia de la asociación, adquirió las deudas de la sociedad y se enfrentó a fuertes problemas económicos. El equipo fue campeón en la temporada 91-92, pero la institución no se consolidó financieramente.

1994: Deudas obligan a Zermeño a vender el equipo a Valente Aguirre.

Zermeño Vargas no pudo solventar las deudas del equipo y se vio en la necesidad de venderlo por 7 millones de dólares a Valente Aguirre. 

1999: Otra vez el equipo está en venta.

Valente Aguirre fue propietario del equipo por 5 años, después de ese tiempo anunció que el equipo León sería vendido. Los aficionados se manifestaron por la permanencia del Club León en la ciudad. Justo en este tiempo Roberto Zermeño "recuperó" el equipo y lo compró una vez más. 

2000: Zermeño busca comprador del equipo. 

El empresario ofreció en venta al equipo, propiedad del estadio y sus terrenos a un empresario estadounidense debido a que "se enfrentaba a dificultades económicas".

Por su parte, el Municipio de León intervino con la integración de una comisión ciudadana para evitar que el equipo se vendiera, conformada por Alfonso Montemayor, Antonio Battaglia, Facundo Castro Chávez, Harold Gabriel Appelt, Manuel Ramírez Funes, Luis Quirós Echegaray, Alfonso Sánchez López, Antonio Carbajal, Guillermo Morfin, Javier Robles Benítez, Luis Fernando Gómez y Raúl Robles Álvarez.

Esta comisión exhortó al Municipio para que defendiera el Estadio y el equipo, pero Roberto Zermeño usó como pretexto el arraigo del equipo en León para lo que propuso la constitución de un Fideicomiso con la finalidad de que la propiedad del inmueble se preservara para el Municipio.

La Comisión aprobó la constitución de dicha entidad y supervisó el proceso de su constitución. En el mes de agosto del mismo año, Roberto Zermeño ofreció al Ayuntamiento aportar al Fideicomiso el inmueble sobre el que se encuentra el Estadio y sus áreas aledañas, además del certificado de afiliación del equipo ante la Femexfut.

El empresario daba a cambio una superficie de más de 10 mil m2.. El Municipio debía cambiar el uso de suelo de dicho terreno a "comercial".  Asimismo, Zermeño solicitó que se le otorgara un apoyo económico para cubrir más de 1.5 millones de pesos que adeudaba al Municipio por concepto de impuestos.

León sería siempre la sede del Equipo León, según se estipulaba en el contrato del fideicomiso. Sin embargo, Zermeño indicó la cláusula segunda que no se reservaba ningún derecho sobre los bienes dado que los transmitía de manera real, definitiva e irrevocable, así mismo se rehusaba a participar en las decisiones del Fideicomiso que tendría 10 años de vigencia.

2002: Zermeño pide la revocación del fideicomiso. Llega Ahumada.

El empresario leonés argumentó al municipio que realizaría una importante inversión "con un equipo protagonista digno de nuestra gran afición" por lo que exigía la revocación del Fideicomiso. Además Zermeño pedía fuera deslindado de la franquicia del Club León.

El Fideicomiso era irrevocable por lo que Zermeño no tuvo otra opción más que regresar la franquicia en el mes de septiembre. 

Al poco tiempo la franquicia fue adquirida por Carlos Ahumada por la cantidad de 5 millones de dólares. El cambio traería consigo el descenso del equipo. 

2004: La franquicia cambia de dueño. Llega Pegaso.

Tras la detención de Carlos Ahumada en Cuba, la administración del equipo pasaría a manos del empresario Adolfo Reza San Martín de manera temporal (designado por la Secretaría de Hacienda).

Sin embargo, en ese periodo Grupo Pegaso adquirió la franquicia por 5 millones de dólares. El equipo tuvo una mala temporada y Pegaso prefirió retirarse.

2006: Ahumada registra venta de terreno de 10 mil metros.

El 26 de mayo del 2006, el notario público Víctor Rafael Aguilar, registró que una empresa de Carlos Ahumada entregó en pago el terreno de 10 mil metros cuadrados a la Inmobiliaria MMC SA de CV, representada por Mario Cuitláhuac Rodríguez. De esta forma, se entregó el terreno a unos particulares, en donde se construyó el Hotel Stadium, aunque el estadio no se había tocado hasta ese momento.

2007: El fin del fideicomiso.

A punto de terminar el año, en noviembre, el Ayuntamiento de León votó por extinguir el Fideicomiso de manera anticipada. El inmueble fue entonces escriturado a favor del Municipio durante la administración de Vicente Guerrero Reynoso.

2008: Jacobo Batarse compra el equipo.

Para este año, la franquicia cambió de dueños, esta vez, los hermanos Jacobo y Abraham Batarse, originarios de Torreón, la compraron. Ellos hicieron una inversión en el equipo pero nunca llegaron los resultados. No fue negocio.

2010: El equipo León se pone a la venta otra vez. Entra Grupo Pachuca.

Grupo Pachuca fue el comprador del equipo y pagó 81 millones de pesos, nombrando a Jesús Martínez Murguía como presidente de la institución.

2011: Llegan las demandas de Zermeño. Le toca a Sheffield.

El municipio de León recibió demandas de parte de Héctor González González y Roberto Zermeño Reyes, presidente y vicepresidente del Club Social y Deportivo León, quienes querían la devolución y entrega del Estadio, las áreas de estacionamiento, las oficinas y las instalaciones del Museo Nacional de la Piel y del Calzado (el terreno que está atrás del Hotel Stadium).

Es aquí donde Ricardo Sheffield Padilla entró en el juego. El ahora candidato de Morena dio respuesta a la demanda. Su administración hizo la defensa jurídica del estadio, pero no consiguió los triunfos legales en los tribunales. Los abogados de Ricardo Sheffield fallaron en los argumentos y en los juicios.

2012: El ascenso y el campeonato.

El 12 de mayo del 2012, tras 10 años de permanecer en la liga de ascenso, el Club León regresó a Primera División.

Un año después los triunfos continuaron y el León ganó el torneo de Clausura 2013.

2014: León, bicampeón del fútbol mexicano.

El León se coronó Bicampeón del Futbol mexicano el 18 de mayo del 2014, y comenzó una nueva era de triunfos y buenos resultados para el equipo local.

Aunque los triunfos nunca llegaron en los tribunales. Diez días después, el 28 de mayo se dictó sentencia a favor de los demandantes y se condenó al municipio a la entrega de los bienes. 

Bárbara Botello, otro personaje clave en la pérdida del estadio, promovió un recurso de apelación ante el Tribunal Unitario del Décimo Sexto Circuito.

2015: Pierde la defensa de la administración de Bárbara Botello.

La segunda instancia ocurrió en el mes de agosto. El trabajo de los abogados de Bárbara Botello falló en los tribunales y se confirmó la sentencia en contra del Municipio.

A pocos días de concluir la administración de Bárbara Botello, el 28 de septiembre, se interpuso un amparo en contra de la anterior resolución ante el Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil del décimo sexto Circuito. Esto estuvo a cargo del licenciado Francisco Trejo Ortiz, quien fue contratado por la administración priista como despacho externo.

Pero la fe en la recuperación del estadio no se perdió. El nuevo presidente, Héctor López Santillana comenzó una última defensa del caso, aunque los juicios estaban perdidos. 

2016: La última defensa del Estadio León.

La administración municipal de Héctor López Santillana presentó nuevos alegatos ante el Tribunal con la finalidad de darle fortaleza al contenido del amparo: se argumentó que un fallo en contra violentaría los derechos humanos colectivos (cultura, recreación, deporte); y se incluían los derechos de los palcohabientes y plateahabientes.

2017: Aplazan la resolución del amparo.

En los primeros meses del 2017, se llevaron a cabo diversas sesiones ante el Primer Tribunal Colegiado en materia civil del Décimo Sexto Circuito, pero no se resolvió el amparo. Finalmente en diciembre el municipio promovió el aplazamiento de la resolución de amparo.

2018: El caso escala a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El 5 de julio del 2018, el Municipio de León recibió la determinación del Juzgado de conocimiento que tendría que devolver los más de 60 mil metros cuadrados del inmueble (El estadio de futbol, área de estacionamiento y las instalaciones del Munpic) al Club Social y Deportivo, A.C. Ante esto, la Asociación Civil Club Social y Deportivo León emprendió acciones legales. La Suprema Corte de Justicia de la Nación no entró al fondo del asunto y decidió regresar el caso a los tribunales de Guanajuato.

2019: Surgen nuevos dueños en los tribunales. 

El Municipio de León y el Club Social y Deportivo León A.C, se vieron envueltos en disputas legales que no terminan. Hay resoluciones a favor de uno y de otro respecto a la pertenencia del inmueble y la duda sobre dónde jugará el equipo deja inconformes a los aficionados que exigen que ´La Fiera´ se quede en su hogar.

2020: El estadio debe entregarse a Zermeño.

Un tribunal determinó que el Municipio de León debe entregar el estadio León a Roberto Zermeño Vargas y a Héctor González. Se hizo una entrega legal y el equipo de futbol tuvo que jugar un partido en Aguascalientes. Después de una negociación con Roberto Zermeño, el equipo León regresó a jugar en El Glorioso Estadio León. En este año, el equipo quedó otra vez campeón del Futbol Mexicano.

2021: Zermeño al ataque.

El sábado 24 de marzo, Roberto Zermeño, se lanzó al ataque. Primero afirmó que los únicos que han hecho negocios con el Estadio León son Carlos Ahumada y el empresario Ernesto Gómez Orozco. Carlos Ahumada vendió el predio de 10 mil metros cuadrados, en donde fue construido el Hotel Stadium. El mismo Zermeño dio a conocer que ya inició denuncias penales en contra de Alfonso Sánchez López, Guillermo Liceaga y Díaz Infante, José de la luz Alfredo Pérez Mendiola, Alejandro Gutiérrez Aviña, Rubén Darío García Plascencia, Verónica de la Luz Sánchez Araujo, por diversos delitos de falsedad en la promoción de trámites judiciales, así como en contra de los notarios públicos David Humberto Echeverría López y José María Sepúlveda Mendoza, por delitos de falsedad en la elaboración de actas notariales.

Todos ellos argumentan que el estadio León les pertenece.

El pleito legal por el Estadio de León continúa en los tribunales.


KD